lunes, 18 de agosto de 2008

Friki Movies

Esta semana pasada he sacrificado un par de títulos de cine oriental y los he cambiado por dos de la colección L'atelier 13, "Lo mejor y lo peor de la ciencia ficción" y es que sus portadas son tan sugerentes que es dificil no acabar echándoles un vistazo.
Para esta vez he elegido "Surgió del fondo del Mar" y " Tarántula!" .
Rodadas en los años 50 las dos pertenecen a esa corriente de películas de monstruos gigantes asesinos provocada por la obsesión y el miedo a las armas nucleares.

"Surgió del Fondo del Mar" 1955 8/10


Un submarino nuclear queda atrapado en el fondo del océano porque algo se engancha en sus hélices, cuando consiguen llegar a puerto descubren que se trata de una extraña y viscosa materia que llevan al laboratorio. Dos biólogos contratados por el ejercito llegan a la conclusión de que se trata de un tentáculo gigante. A partir de ahíy tras una ardua lucha de los biólogos para que el ejercito dote de credibilidad su conclusión, se tratará de destruir al monstruo que se acerca peligrosamente a la bahía de San Francisco.
Una película de monstruos al uso, con su suspense, sus ataques, su historia de amor típica de un clásico, pero sobre todo con el encanto de la época y con la nada desdeñable animación del maestro Ray Harryhausen.
Como anécdota, es curioso observar como todavía vivíamos en una sociedad mayormente machista y la película aboga claramente por la igualdad del hombre y la mujer encarnada por la bióloga marina y una escena inolvidable entre el compañero de esta y un oficial del ejercito.
Una cinta dirigida por Robert Gordon , que surgió como muchas otras a partir del clásico "El Monstruo de los tiempor remotos", algo así como el Godzzila occidental, que refleja claramente la incertidumbre y el miedo del ser humano en los mismos albores del nacimiento de la energía nuclear y que hará las delicias de cualquier amante de la ciencia ficción clásica.

"Tarántula!" 1955 7/10


Un grupo de científicos se encierra en un laboratorio para crear un nutriente que acelere el crecimiento de los alimentos con el fin de terminar con la hambruna mundial. Para ello realizan experimentos sobre diversos animales e incluso sobre si mismos. Un día tras la deformación y posterior muerte de uno de los científicos y una discusión entre los otros dos, el laboratorio es pasto de las llamas, algunos de los animales mueren calcinados pero otros consiguen escapar.
En el pueblo comienzan a suceder cosas extrañas, personas que desaparecen, inexplicables accidentes de tráfico, del ganado por las mañanas sólo quedan los huesos...
Jack Arnold, especialista en este tipo de cintas que después dirigió "El increíble hombre menguante" y " Vinieron del espacio exterior", entre otras, dirige una película muy entretenida, con unas buenas dosis de suspense y con un monstruo realmente horrendo y espectacular, aunque esta vez no es Harryhaussen quien se encarga de animarlo y eso se nota, los movimientos de la bestia son impecables en todos sus aspectos pero le falta nitidez al contorno, aún así es un prodigio para la época. Convertida con los años en una película de culto, se puede decir que es la madre de todas las películas de insectos asesinos que han ido apareciendo despues.

Cine con mucho encanto en ambas películas, ninguna llega si quiera a los 90 minutos, y las dos incluyen en los extras un episodio de la mítica serie "Tales of Tomorrow".
Un cine al que ya no estamos acostumbrados, despues de tanta Motion Capture y tanta animación por ordenador, pero que merece mucho la pena recuperar y recordar como eran los albores del cine actual.

1 comentario:

sharysce dijo...

Ahhh!! esa de la tarántula la fui a ver en una puesta de cine antiguo, junto con unas japonesas, estaba muy churra pero muy buena...